Metodología Scrum

Fecha
Metologías

Scrum es una metodología ágil y flexible para gestionar el desarrollo de software, cuyo principal objetivo es maximizar el retorno de la inversión para su empresa. Se basa en construir primero la funcionalidad de mayor valor para el cliente y en  los principios de inspección continua, adaptación, auto-gestión e innovación.


¿Cómo aplica Canvas & Cloud la metodología Scrum?


Con la metodología Scrum el cliente se entusiasma y se compromete con el proyecto dado que lo ve crecer iteración a iteración. Asimismo, le permite en cualquier momento realinear el software con los objetivos de negocio de su empresa, ya que puede introducir cambios funcionales o de prioridad en el inicio de cada nueva iteración sin ningún problema.

Esta metódica de trabajo promueve la innovación, motivación y compromiso del equipo que forma parte del proyecto, por lo que los profesionales encuentran un ámbito propicio para desarrollar sus capacidades.

Scrum apoya a Canvas & Cloud en la mejora de nuestros proyectos gracias a:

  •   Sprint Backlog para conocer qué actividades realizaremos y cuándo las tendremos listas.
  •   Daily Sprint para enterarse si todas las actividades se cumplieron en el tiempo estimado.
  •   Retrospective para saber qué funcionó más, qué menos y qué  podemos hacer de nuevo.
  •  Burn Down donde marcamos el estado y la evolución del sprint indicando las tareas y requerimientos pendientes de ser tratados.

¿Qué ganamos con la metología Scrum?


  •   Cumplimento de expectativas: El cliente establece sus expectativas  indicando el valor que le aporta cada requisito / historia del proyecto, el  equipo los estima y con esta información el Product Owner establece su prioridad. De manera regular, en las demos de Sprint el Product Owner  comprueba que efectivamente los requisitos se han cumplido y transmite feedback al equipo.
  •   Flexibilidad a cambios: Alta capacidad de reacción ante los cambios de requerimientos generados por necesidades del cliente o evoluciones del mercado. La metodología está diseñada para adaptarse a los cambios de
    requerimientos que conllevan los proyectos complejos.
  •   Reducción del Time to Market: El cliente puede empezar a utilizar las funcionalidades más importantes del proyecto antes de que esté finalizado por completo.
  •   Mayor calidad del software: La metódica de trabajo y la necesidad de obtener una versión funcional después de cada iteración, ayuda a la obtención de un software de calidad superior.
  •   Mayor productividad: Se consigue entre otras razones, gracias a la eliminación de la burocracia y a la motivación del equipo que proporciona el hecho de que sean autónomos para organizarse.
  •   Reducción de riesgos: El hecho de llevar a cabo las funcionalidades de más valor en primer lugar y de conocer la velocidad con que el equipo avanza en el proyecto, permite despejar riesgos eficazmente de manera anticipada.

Si quieres aplicar esta metodología en tu próximo proyecto sólo debes contactarnos. 



  • Compartir este contenido

  • Sobre el autor

Arthur Reyes

CEO en Canvas & Cloud

¿En qué podemos ayudarte?

Déjanos tus datos y empecemos juntos a trabajar por tu nuevo proyecto. La consulta es GRATIS